800x6001024x768Auto Width
Club de Motocicletas Clásicas y Antiguas de Gran Canaria Imprimir E-Mail
martes, 08 de julio de 2008


Dirección:
Carretera de Marzagán Nº 115
Marzagán
Las Palmas de G.C.
España (Islas Canarias)

Teléfono: + 34 649 967707

Información: Todos los viernes de 20:00 a 22:00 horas nos tendrás en nuestro local social.


SALUDA DE NUESTRO PRESIDENTE:

Como presidente, les doy la bienvenida a la página web del Club de Motocicletas Clásicas y Antiguas de Gran Canaria. Con esta página web, propia de los tiempos que vivimos, nos abrimos al mundo con la sana intención de compartir la pasión que nos une.

Deseo que disfruten de cuanto vean y lean. Este mundo de pasión y amistad es nuestro mejor tesoro.

CRISTOBAL RAMÍREZ

ORÍGENES DE NUESTRO CLUB

Se trata de una larga historia.... Si tienen tiempo, paciencia y afición, les parecerá interesante.

Los comienzos, fueron muy vocacionales, porque vocación teníamos los que rodábamos por nuestras carreteras isleñas en motos, que por la década de los 70 y 80, ya se consideraban viejas. Flamantes japonesas, con luces que encendían e incluso alumbraban, intermitentes que te aportaban seguridad y frenos que ejercían la misión para la que habían sido diseñados, eran la referencia. Nuestras motos eran casi todas de manufactura británica, con una vida anterior muy rodada en caminos rurales; sobrecargadas y digamos que no siempre atendidas con los necesarios repuestos originales (¿eso que era?); los torneros y mecánicos de la época hacían milagros.

Y nos fuimos conociendo. Pues claro, ver a otro motorista (el término motero vino más tarde, con otras implicaciones), a otro compañero de fatigas a veces detenido en la cuneta y mirando al motor, tan cansado como él. Llave de bujía en una mano y trapo en la otra, papel de lija y a veces unos alicates de color indefinido. Aparcabas un poco más adelante, donde podías frenar, y retrocediendo esos doscientos metros, saludabas con un: ¿Pasó algo?. Aunque la avería fuese rotura de cigüeñal con salida de biela por el cárter, uno respondía: "no sé, oí un ruidillo por debajo". Y no decías más. Para qué.

La moto volvía en el furgón Commer de la época, aquel al que no se le veían bien las ruedas de la dirección y se oía el motor a distancia, y tú, bueno, conocías a otro aficionado a los viejos hierros. Y así, entre Montesas, Bultacos, Triumph de varios modelos y BMW, sobre todo R-50, nos fuimos conociendo como los nostálgicos añoran los tiempos pasados.

Nos fuimos reuniendo, al principio tímidamente, pues no te puedes fiar mucho de alguien que va contra el progreso y prefiere el arranque con patada y los magnetos de dudosa fiabilidad a lo que te ofrecían las modernas motos. Con el tiempo te enterabas que hubo aficionados que no dejaron que muchas motos fueran al desguace. Tuvieron la clarividencia de guardarlas, a base de sacrificios y la incomprensión familiar, ya omnipresente en nuestra afición. Empezaron las salidas dominicales y el compartir nuestro interés, ya mas en grupo, entre aquellos que te entendían.

Y así fue todo hasta mas o menos el año 2000. Nuestras salidas desde la Plazoleta Farray, en Guanarteme, se habían convertido en cita ineludible para muchos de nosotros. Sin embargo, la mezcla variopinta de marcas, modelos y sobre todo, máquinas modernas con clásicas ... De ese cóctel no podía salir mucha armonía. De un lado motoristas (nosotros), de otro, los moteros (ellos). Distinto concepto, diferentes sensibilidades. Con las etiquetas de compra aún colgando de sus chamarras nos miraban de reojo al ver los preparativos de puesta en marcha de lo que ellos consideraban “una antigualla”. Comprobábamos si teníamos luz, arrancando “ruidosamente”, mientras ellos apretaban condescendientemente un pequeño botón en el lado derecho de su manillar en el que se leía “Start”. ¡Tampoco llevaban herramientas ni alambres!, ¡para qué!.

No resultando posible ni fructífera esta coexistencia, iniciamos un proyecto, que con el tiempo resultó ser una magnífica idea: crear y formalizar un club de amigos aficionados a la moto clásica y antigua. Auspiciados por Cristóbal Ramírez, a quien en su modestia no le gusta ser nombrado, formamos un entusiasta equipo de directiva y socios colaboradores, legalizándonos de inmediato. Tuvimos nuestra primera sede social en el local-museo-garaje del amigo Cristóbal, ya como presidente del club.

 

Desde entonces hemos ido cimentando nuestra amistad, disfrutando de un amplio calendario de actividades a lo largo de todos estos años, en pro de la convivencia, compartiendo nuestra afición y sobre todo promocionando el que no se pierda ninguna de estas, nuestras queridas máquinas. El objetivo, creo que se está consiguiendo.

 

En esta página encontrarás fotos de nuestros viajes a las islas, exposiciones a lo largo de la práctica totalidad de pueblos de Gran Canaria, etc.

 

Una de las actividades que más anécdotas atesora es la tradicional vuelta a la isla el 12 de octubre de cada año, participando con el Club de Automóviles Antiguos de Las Palmas, formando una caravana de motos que parecen (y lo están), sacadas del túnel del tiempo.

 

El Viejas Glorias, sin lugar a dudas la mas importante cita del motociclismo clásico en Canarias, cuenta desde sus orígenes, con nuestro apoyo y colaboración, exponiendo año tras año una importante cantidad de motocicletas de nuestros socios.

 

Bueno, ya sabes un poco más de nuestra “adicción”. Ahora, curioseando por nuestra página podrás saborear la esencia de nuestro club de amigos. Para apreciar el resto, anímate y ven a cualquiera de las actividades programadas, eso sí, con la moto más veterana que tengas ...

PEPE MORALES

Modificado el ( jueves, 11 de octubre de 2012 )
 
Calendario
« < Septiembre 2017 > »
L M X J V S D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1
El Tiempo
Temp.: °
Sens. Térmica: °
Humedad: %
Velocidad:  
Direcc.: °
Barom.:  
Más detalles