800x6001024x768Auto Width
Mi Derbi Tricampeona de 1973 Imprimir E-Mail
sábado, 22 de marzo de 2014

Por Pepe Morales:

En 1972 el sueño de todo adolescente aficionado a las motos era tener una Derbi. La aureola de leyenda venía de las múltiples victorias conseguidas por un imbatible Ángel Nieto, menudo de cuerpo y con un gran coraje. Los primeros pasos de tu ilusión  era conseguir unos folletos publicitarios para irte documentando. Nunca conseguí los de Montesa, mucho menos los de Ducati, esos eran imposibles. Y con este material comparabas modelos en el recreo del Instituto, o en clase si se terciaba. Con la decisión tomada, faltaba la financiación (a tirar de los recursos familiares y convencer a tu madre, lo más difícil de todo). La moto costó las 20.300  pesetas que consta en la factura. Puestos a elegir, pues la tricampeona, para eso nuestro ídolo estaba en racha. La licencia municipal costaba 106 pesetas y venía en una chapa de plomo que se sujetaba con alambre en la dirección. No hacía falta seguro ni carnet. Tampoco podían ir dos en el ciclomotor. Entrañables las instrucciones para ponerla en marcha, que aún conservo. El esquema eléctrico muy básico. Averías:  las ibas solucionando por el camino. Y nos movíamos por toda la isla. Eso sí a 40 km/h. de lo más legal. Sueños que aún conservamos. 

Imágenes del recuerdo...

Modificado el ( sábado, 22 de marzo de 2014 )
 
Siguiente >